Mantarraya es una casa productora que se establece en la Ciudad de México en 1998 y trabaja como una plataforma para impulsar una nueva generación de cineastas. Ha producido películas como Luz Silenciosa de Carlos Reygadas, Heli de Amat Escalante y Alamar de Pedro González-Rubio.

En el 2007 Mantarraya junto a NoDream Cinema, fundan la distribuidora ND Mantarraya y en el 2012 la empresa de ventas internacionales NDM. Su principal finalidad es ofrecer al público mexicano películas de alta calidad y originalidad que difícilmente se estrenarían en la cartelera nacional.

En 2013 se funda Fotosíntesis que es el sello de “Entretenimiento con Causa” del grupo. Fotosíntesis nace con la finalidad de producir películas de animación como vehículo de promoción de distintas asociaciones civiles en México y el mundo para generar conciencia y mover a la acción.

También en 2013 nace el Taller Cinematográfico de Mantarraya como un espacio de creación y aprendizaje, cuyo objetivo es la formación profesional de cineastas; cinco generaciones de estudiantes nos dieron la pauta y el Taller evolucionó hacia una Licenciatura inmersiva en Cinematografía con un programa académico de tres años de duración.

A un año y medio de  haber fundado nuestra escuela, han ingresado tres generaciones y hay cincuenta alumnos inscritos.

ESCINE es un punto de encuentro de jóvenes con inquietud artística en un ámbito de aprendizaje y de investigación. Impulsa el crecimiento de cineastas con una mirada integral del cine y capaces de generar realidades cinematográficas nuevas (conceptuales, experimentales, laborales, creativas, profesionales).

El sentido de ESCINE es formar cineastas capaces de desarrollar actividades profesionales diversas en el campo de la cinematografía; generar obras cinematográficas de ficción y documental, sobre la base de conocimientos teóricos, técnicos y artísticos con un compromiso ético, a fin de promover una orientación al crecimiento y al desarrollo personal y social.

ESCINE es una escuela que busca formar cineastas críticos que entiendan desde su individualidad el cine de ayer, de hoy y sean parte del cine del futuro. Este viaje inicia a partir del entendimiento de la individualidad de nuestros alumnos, sus necesidades, expresiones y búsqueda personal, siempre orientados por el fundamento de “estudiar haciendo”.

En ESCINE ponemos de manifiesto la importancia de que el estudiante sea el centro de la experiencia pedagógica, el profesor no le enseña lo que debe hacer si no que el estudiante encuentra lo que quiere hacer con la enseñanza. La esencia de ESCINE es crear las mejores condiciones para que maestros y alumnos hagamos un viaje de investigación y descubrimiento que nos dé la posibilidad de aprender juntos, evitando así transmitir un conocimiento institucionalizado. Estamos abiertos a todas las expresiones cinematográficas de acuerdo a lo que cada alumno desee experimentar, entendiendo que hay muchas formas de ser cineastas.

Se trata de buscar en la expresión nuestro modo de ver el mundo, en este sentido se plantea la formación teórica como base reflexiva a partir de los datos extraídos de la experiencia y el conocimiento adquiridos en la relación directa con la realidad. Se prioriza el uso irreflexivo del lenguaje como descubrimiento y no como una fórmula establecida.

Queremos encontrar el vínculo preciso que une el contenido y la forma como parte de un mismo corpus. En este proceso se hace sentir, e irrumpe, la voz del artista. Los estudiantes trabajan de forma individual, y el grupo actúa como elemento catalizador de la dinámica.

Este contacto con la realidad y la experimentación debe ser consciente y activo, es decir, respetuoso de la propia individualidad, y estar sustentado sobre los tres puntos de referencia que planteó el proyecto pedagógico italiano Ipotesi Cinema, con el que nuestra escuela encuentra muchas coincidencias:

Originalidad de la idea: La inspiración deriva de la responsabilidad en el trabajo, no es un acto pasivo en el que el autor es “tocado por la voluntad divina”; es una fuente que comienza a fluir al estar atento a lo que ocurre. Pero es un error pensar que con ella es suficiente.

Autenticidad de la expresión: Es la relación que establecemos con el mundo que nos rodea; es decir, encontrar la propia voz; el dispositivo catalizador entendido como la alegoría de aquella idea original del autor, tomando en cuenta a quienes nos precedieron. La técnica siempre está subordinada a la expresión y, por tanto, sujeta a modificaciones.

Novedad en las estructuras: Las formas van surgiendo a lo largo del proceso creativo, o dicho de otra manera, en el cruce entre idea-contenido-forma.

Por tanto, en la escuela, cada estudiante, cada proyecto, se constituye en un observatorio permanente, que se discute y reelabora dando espacio a la memoria individual y colectiva.

El cine es primero arte, y finalmente es un lenguaje y como tal, necesita de un aprendizaje.

Las prácticas profesionales se llevan a cabo durante toda la carrera, convirtiéndose en oportunidades permanentes de tránsito de lo amateur a lo profesional, de la curiosidad a la experiencia.

Esta formación se complementa con la realización de talleres, cursos especializados, seminarios y ciclos sobre temas puntuales que permiten profundizar en aspectos específicos del quehacer cinematográfico.

Queremos acercarnos a la realidad, indagar en la vida, y el cine no es más que un instrumento. Cada estudiante aprenderá a descubrir “eso” que busca.

Nuestra impronta no es otra que facilitar recursos y establecer estímulos para nuevas perspectivas críticas, abiertas y participativas.

Por tanto, en la escuela, cada estudiante, cada proyecto, se constituye en un laboratorio permanente, que se discute y reelabora, un lugar de la memoria individual y colectiva.

ESCINE es una idea cinematográfica que encuentra su forma como proyecto pedagógico. La esencia de esta experiencia radica en que el estudiante encuentre su propia voz, lo que quiere ser

En ESCINE entendemos que la pretensión de formar cineastas debe ser objeto de reflexión y cuestionamiento constantes. De hecho, la Escuela es, ella misma, la primera materialización de este espíritu crítico que la sustenta, porque está planteada como un proyecto pedagógico abierto y en construcción permanente. Creemos en una escuela que se aventure permanentemente en el arte de la búsqueda (teórica, emocional, experimental, práctica) comenzando por sí misma.

 

 

DIRECTOR GENERAL

Fabián Hofman

Fotógrafo egresado de la Escuela de Diseño “Neri Bloonfield”, Haifa, Israel. En 2001 estrena su Ópera Prima, largometraje de ficción, Pachito Rex. En 2010 estrena en la 60 Berlinale la película Te extraño, que distribuye la Cineteca Nacional ese mismo año. De 1998 a 2007 se desempeña como Subdirector Académico del Centro de Capacitación Cinematográfica.

 

 

DIRECTORA DE LA LICENCIATURA EN CINEMATOGRAFIA Y ALTOS ESTUDIOS
Iria Gómez Concheiro

Directora, productora y guionista de cine. Egresada del Centro de Capacitación Cinematográfica.
Con el cortometraje Dime lo que sientes obtuvo el Ariel al mejor corto de ficción entre muchos otros premios nacionales e internacionales. En 2009 dirigió su primer largometraje de ficción, Asalto al cine, que tuvo su estreno en el festival de cine de Sundance. En 2012 ganó el premio Mejor Opera prima en el Festival internacional de Cine en Guadalajara. Hoy se encuentra en la postproducción de su largometraje Antes del olvido. Desde 2010 se desarrolla como promotora cultural e imparte clases de guión, actuación y dirección cinematográfica en distintas instituciones educativas.

 

DIRECTOR DE LA LICENCIATURA EN ANIMACIÓN
Simon Gerbaud

Simon Gerbaud es artista visual. Después de realizar una Maestria de Artes Visuales en Francia (Sorbona, Paris), se interesó por explorar el dibujo y la animación plasmándolo tanto en cortometrajes, ipbooks como en instalaciones interactivas. Ha participado en festivales y exposiciones en México, España, Francia, Holanda, Japón, Rusia, Estados-Unidos, China e Iraq entre otros. Su cortometraje LIBER ha recibido el premio de Mejor animación Mexicana en el CutOut Fest (Querretaro, México, 2014) y en el Festival Animasivo (México DF, 2015); su proyecto saVer ha recibido el Premio de la obra digital del año de la SCAM (Paris, Francia, 2015) y el premio especial del EXi (Australia, 2016), tambien ha sido beneciario del FONCA. Ha dado  talleres de animación en colaboración con la Embajada de Francia, Alas y Raices (CONACULTA), el Liceo Francés y el Festival ANIMASIVO entres otros. También es profesor de Semiótica del Cine en la licenciatura de Cinema de ESCINE. Vive y trabaja en México desde 2005.