La licenciatura explora todos aquellos aspectos relacionados con los procesos creativos de ideación, experimentación, gestación y materialización de una obra, además de la búsqueda de la voz propia del cineasta. Proporciona una formación teórica y no estandarizada del cine, la participación en un ambiente de reflexión y pensamiento creativo y el desarrollo de un proyecto propio a través de un sistema personalizado de asesorías, según las afinidades de cada estudiante y las necesidades de su proyecto. De esta manera, la carrera confronta a los alumnos a los procesos de creación de la idea (subjetividad), a las metodologías de trabajo (sistematización), a la experimentación (búsqueda formal específica) y a la conceptualización y materialización del proyecto en un ambiente de laboratorio creativo donde se prioriza la discusión y el intercambio de ideas.

PRIMER AÑO

Como inicio de un viaje invita al estudiante a internalizar los conceptos del lenguaje cinematográfico, culminando con la realización de un cortometraje por alumno, dónde la búsqueda primordial sea una “verdad cinematográfica”.

SEGUNDO AÑO

Se impulsa al alumno a transitar en el universo del documental en toda su profundidad expresiva. Investigar, desarrollar un proyecto y experimentar con el lenguaje, la forma y la narrativa para formular un punto de vista en un trabajo documental.

TERCER AÑO

El alumno podrá encontrar la raíz de aquello que busca al materializar un proyecto cinematográfico. Se termina un viaje para iniciar otro.